miércoles, junio 17, 2009

Estos días han sido inquietantes...

Te miro y te toco; tu volteas pero no me observas, me tocas pero no me sientes. 


Ayer me despedí de ti; no te lo dije, no sabías por que mi silencio y seriedad, te sorprendiste de la manera en que te traté y recordaste lo bien que puedo hacerte sentir... yo lo reafirmé...


Dicen por allí que el amor mueve al mundo... mi mundo se movía por ti; con el tiempo ha dejado de mecerse, tu indecisión lo congeló.  


Pero veo que lo que nos hace actuar no es el amor, sino el miedo; miedo a la soledad, a perder lo que tenemos, a experimentar, a encontrar negativas, a lo nuevo... y nuestro miedo a admitir que estamos asustados. Y yo estoy fastidiada de vivir así. 

Doy el paso, ya que tu no te atreves a pisar fuerte. 

2 comentarios:

Gio dijo...

Es increíble como la belleza puede estar escondida detras de una ventana, pero es mejor aún cuando tienes la capacidad de abrir los ojos y ver que esa belleza es un alma que camina junto a la tuya, que van en este camino llamado vida, y que son capaces de reconocerse a pesar de los años, a pesar de los momentos, y darnos cuenta que tu alma y la mía han pasado por lo mismo sin importar que no vivimos esos momentos juntas, es lo que me hace recordar que ángeles como tu, en mi vida solo existen para permanecer en ella, gracias princess por haber regresado, y que quede claro eh!!!!!!!!! LA MOTO DEBE SER HARLEY, JEJEJEJ CHE PAR DE VIEJAS LOCAS.

Bee dijo...

obvio que será Harley, pero el vestido debe de ser de dos piezas jajajaja