miércoles, junio 16, 2010

reflexiones

Fragmento de "Luna llena en las rocas" de Xavier Velasco

con los ojos cerrados fijos en las imágenes que una tarde mojada le robé a los espejos del 401(…)


en el 401 del hotel Oslo la gloria eras tú.

Había transcurrido un par de oceánicas semanas desde la primera vez: tiempo más que bastante para temer que un día despertaría extraviado en el desierto de la más indeseable legalidad. Quiero decir: sin ti. Por eso, cuando por fin entramos en esta habitación, cruzamos el vestíbulo y nos topamos de frente con la inmensa, portentosa cama que se alzaba cual piedra de sagrado sacrificio frente a quienes, como nosotros, se tenían tanto miedo que no podían ya renunciar al derecho a desnudarse de todas sus mentiras, sólo nos quedó el remedio de abrazarnos con fuerza y hacer como que no veíamos el obscenísimo espejo que cubría de descaro el muro entero, y al que durante toda nuestra estancia sólo nos atreveríamos a contemplar como se observan las cosas que realmente nos atraen: de riguroso reojo, igual que la palabra que nunca se menciona o el beso que se atora entre los dientes justo un instante antes de reprimir el último te quiero.

(…) Quiero decir que aquí, entre los dos espejos del 401, las sombras del crepúsculo desvistieron los ojos de una mujer con garras y aguijones, voraz como un cachorro de leopardo frente a un nido de merlos recién defenestrado.

(…)

4 comentarios:

dns dijo...

en donde andaras metida!

hernan suastegui dijo...

Esos espejos los conoci no hace mucho!!! ohhh shit!!!

Bee dijo...

en la boca del lobo que da reflejos…

TeReSa dijo...

el Hotel Oslo de Viaducto esq. Eje Central??

Y eso que no soy chilanga jeje

Salu2