miércoles, julio 22, 2009

Lunes 13/julio/09 7 pm

A mi alrededor


En 277 habita una rana; 

croa, croa y croa todo el tiempo. 

Sus ojos saltones miran a quien entre y croa saludando, 

canta y pide el cómodo, 

es una gran rana Packman que no puede moverse; 

come y allí pide el cómodo, 

pide con desesperación, 

tanto que hasta yo la he atendido. 


En la 278 vive una Insecto Palo; 

seria, callada y mal humorada, 

nos mira en silencio 

y su cara de palo no se inmuta 

ni cuando todas sus ramitas se sacuden por la fuerte tos. 


279 se ocupa por la Ninfa, 

aunque tiene las alas desparpajadas, 

el tórax reconstruido 

y una cría que la espera en el nido, 

es la cosa más linda; 

acomoda sus antenas, 

limpia su cara, 

agita el resto de sus alas 

y posa con su rostro constreñido de dolor, 

pero ni este le arrebata su juventud ni belleza. 


En 274 está la Gallina Ciega, 

ha enflacado tanto... 

solo se mueve y hace algún sonido si la agitan fuertemente;

su familia ya no se quiere llevar, 

dicen que hasta que no se mueva y camine bien... 

¿A caso no ven que es solo una gallinita ciega, 

invernando para siempre? 


En la 276 está la Larva, 

todos hacen esfuerzos para que deje esa etapa; 

la alimentan, 

la ayudan a respirar, 

la lavan, 

la cambian de posición... 

la larva solo abre los ojos de vez en cuando y no dice nada. 


Y en 275 vive la Abeja sin miel, 

esperando a que remuevan un poco de su amargura.


No hay comentarios.: