lunes, junio 29, 2009

Esa cosquilla en la panza y los primeros besos

son mejores que todos los atardeceres, y amaneceres, juntos.

Mejores que el chocolate caliente o las galletas hojarasca.

Mejor que los todos los conciertos de mis cantantes favoritos.

Mucho mejores que las temporadas de las series que me convierten en Couch potato.

Estupidamente mejores que las malteadas de chocolate o los raspados de grosella... es más... 

son mejores que los helados de Häagen Dazs, Blue Bell, Baskin Robbins, Santa Clara o El Corbatín...

¡SI! aún mejores que todos los helados de las heladerías que me encantan


... la única manera en que esas cosas pudieran superarlos sería si me besas en cada uno de esos lugares...



Dejaste en mi vida, la huella de un beso

De un beso que nunca te devolveré